Ocurrió en Bradbury, California. Un oso negro de gran tamaño entra en una finca y se pasea por ella con gran descaro.

Nuestro pequeño perro heroe aparece en escena al principio temeroso ante el imponente oso, como no podía ser de otra forma. ¿Quién no tendría miedo ante animal de tan fiero y d gran tamaño como un oso?

Ba Bao, que es como se llama el perro, fue adoptado recientemente por Eddie Hsu y su familia y para ellos Ba Bao es ya un heroe: “Es muy aterrador, por supuesto. No esperábamos esta confrontación” declaró su propietario.

En la escena se ve claramente como el perro recula ante el oso que no deja de avanzar hacia la casa. Bao Ba mide fuerzas y se ve claramente perdedor por lo que tambien va hacia la casa buscando protección, de tal forma que se sube al piso superior de la piscina y desde ahí sigue ladrando al oso, que es incapaz de encontrar la forma de subir. Claramente, la inteligencia del perro esta por encima de la del oso.

Creemos que el hecho de que el perrito se encuentre en una altura superior a la del oso le da ventaja y el oso se asusta de esta superioridad y huye.

En este momento, Bao Ba corre tras el oso que no puede hacer otra cosa mas que huir y finalmente salta la valla y sale de la finca tan bien defendida por nuestro perro guardián.

En el sur de EEUU y norte de México habitan mas de 23.000 osos negros que provocan numerosas incidencias cada año.

¿Estás orgulloso/a de Bao Ba?. Si la respuesta es sí, compártelo por favor en tus redes sociales.