El vuelo MU 2544 de China Eastern Airlines no fue muy placentero para nuestro protagonista perruno llamado Er Mao, un precioso labrador Retriver que se escapó de la jaula en la que estaba en la bodega del avión.

Una vez alertados el personal del aeropuerto de Shanghai, estos procedieron a perseguir al animal por la bodega de carga del avión, lo cual supuso que el vuelo, debido a este incidente, tuviese más de una hora de retraso en el despegue.

Hasta aquí, todo podía haber quedado en una anécdota más de las que ocurren cada día en los grandes aeropuertos del mundo y por supuesto, el Shanghai es uno de ellos.

El problema es que cuando el dueño de Er Mao, un chico de 23 años recibió de nuevo a su precioso perro, este tenía graves heridas tanto en los ojos como en la piel. Según el joven propietario, los empleados del aeropuerto emplearon una “fuerza excesiva e injustificada” hacia el pacífico perro, como él mismo describió el comportamiento habitual de su mascota.

Por parte del aeropuerto, su portavoz declaró que necesitaron de 8 personas para poder reducir al perro, algunas de las cuales resultaron heridas leves y más de 40 minutos para devolverlo a su jaula dentro de la cabina de carga del avión, provocando el perro una “situación de emergencia” para los pasajeros y sus pertenencias.

Además, el aeropuerto culpa al joven de que la jaula en la que trasportaba a su labrador estaba defectuosa y permitió que el perro se escapara.

Desgraciadamente, sea verdad una versión o la otra el que pagó el pato fue el perro que tuvo que recibir tratamiento de emergencia en un hospital veterinario.

Noticia Relacionada: Perro fallece encerrado en un coche [se busca al dueño…]

¿Y tu que opinas?. Déjanos un comentario.