Cada día, Alfa acude al instituto acompañando a Andrew, lo cual no sería muy extraño salvo por el “pequeño detalle” de que Alfa no es un humano, ¡es un perro!.

Andrew ‘AJ’ Schalk sufre diabetes de Tipo 1 y necesita ser alertado cuando suben sus niveles de azucar.

Para esta importante labor, Andrew cuenta con un perro especializado clínicamente que es capaz de detectar mediante el olfato, el cambio en los niveles de azucar en la sangre de su dueño, avisándole con tiempo suficiente para que Andrew pueda tomar las medidas necesarias que su cuerpo necesita en cada instante.

Ambos “estudiantes” acuden cada día a la escuela secundaria de Stafford en Falmouth, Virginia. Alfa es uno mas de la clase y el resto de estudiantes están encantados con él: “Todo el mundo lo quiere y ha sido fantástico”, dice Andrew.

La sorpresa que se llevaron los estudiantes de Stafford y motivo de esta noticia, es que se acaba de publicar el anuario de la escuela, en el que aparecen fotografiados todos los alumnos de la escuela y los productores de tal anuario han incluido al perro Alfa, como un alumno mas.

Celebra este bonito detalle de la escuela de Stafford compartiendo esta noticia en tus redes sociales.

Noticia Relacionada: Perros entrenados detectan ataques de epilepsia.