Los perros guardianes son aquellas razas de perros especialmente entrenados para avisar que hay posibles amenazas en nuestros hogares. También llamados perros vigilantes, estos amigos caninos ladran fuerte cuando notan la presencia de intrusos indeseados en el hogar.

Si nos remontamos a la historia, los perros siempre tuvieron el deber o la necesidad de brindar protección a los hogares, ya sea sirviendo como guardia o como vigilante, contra personas o animales no deseados que esten merodeando nuestra casa.

Con el correr de los años, los seres humanos han creado muchas razas con el fin de cubrir ciertas necesidades, siendo algunos utilizados para la caza así como otros para guardianes. Las razas más fuertes de estas cruzas se fueron evolucionando creando perros con más fuerza y ferocidad.

También hay que tener en cuenta otras cuestiones como su valentía, fuerza física, lealtad resistencia, buen comportamiento y docilidad.

Algunos entrenadores o amaestradores caninos consideran a los siguientes perros los mejores perros guardianes. Eso no quita que todos los perros posean por instinto protegernos ni que valgan más que otros. Es simplemente un top de los perros que por historia, están diseñados para la protección del hogar.

Bullmastiff. Valiente, leal y guardián.

Esta raza de origen británico es un perro que procede del cruce entre el mastín inglés y el bulldog. De temperamento tranquilo, no es muy ladrador pero que eso no te engañe ya que siempre se encuentra alerta ante la presencia de cualquier extraño. Es una raza reconocida por su fuerza física, con fuertes instintos de protección, valentía y lealtad familiar.

En el ambiente familiar son perros dóciles que buscan siempre de compañía. Los machos son más guardianes que las hembras. Este gigante no solo es muy fuerte, sino que también sabe mover cada uno de sus poderosos músculos con agilidad y velocidad.

Con este perro tendrás la protección asegurada. Este animal es increíblemente inteligente y hace uso de su fuerza de manera responsable.

Doberman. Ágil y protector.

Es una raza de origen alemán, sirve eficazmente a su trabajo de guardián. Su función principal o para la que fue creado proviene de los viejos recaudadores de impuestos siglos atrás. El Doberman verificaba que ningún asaltante se cruzara en el camino del recaudador. De ahí proviene su fama de guardianes.

Si posees un gran espacio el Doberman es una buena opción. Es ligero, veloz, y muy astuto. Tienen una expresión decidida, son leales por naturaleza y sus sentidos de alerta se encuentran sumamente desarrollados. Esto sumado a su increíble rapidez y agilidad hacen del Doberman el guardián silencioso excepcional.

En cuanto a su dueño, este debe ser comprensivo, centrado y responsable. El Doberman posee un comportamiento agresivo por naturaleza, aunque rara vez ataca a miembros de su familia. Es necesario que sean adiestrados para poder convivir con armonía.

Rotteweiler. Instinto Protector.

El rottweiler es otro perro de origen alemán. Era un perro que en sus inicios fue usado para pastorear ganado y arrastrar carros. Estos perros siguen utilizándose para pastoreo hoy en día y también son frecuentemente utilizados como perros de búsqueda, guardianes, perros policía y demás.

Son protectores de la familia y extremadamente leales. Pueden tener problemas con extraños que sientan que amenazan su hogar, puesto que poseen un instinto muy protector.

Si posee un dueño centrado, responsable y cariñoso, no tendrá problemas de agresividad. Lo mejor para suavizar su carácter es la socialización, los paseos y el adiestramiento.

Schnauzer Gigante. El gran persuasivo.

Este gigante es una raza que se forjo en Alemania hace siglos. Es la más grande de su variedad de raza. Es un perro territorial que suele ser desconfiado con los desconocidos.

Puede ser agresivo como cualquier otra raza de defensa, por lo que es necesario que posea un adiestramiento básico de obediencia. Sobre todas las cosas, se debe socializar desde cachorro para evitar problemas o actitudes dañinas para su entorno.

Son perros leales por naturaleza, que disfrutan de la vida en familia y son muy fuertes. Excelentes protectores del hogar.

Es una de la raza más persuasiva que existe, esta característica se debe a su comportamiento territorial, además posee un pelaje negro que cubre sus ojos e intenciones. Suelen estar siempre atentos a lo que sucede a sus alrededores. Están listos para proteger en todo momento.

Pastor Alemán u ovejero Alemán:

Esta raza es relativamente nueva, su origen se da en los años 1900. Sirvió principalmente en la Alemania colonial como perro de pastoreo ya que son perros desarrollados para vigilar a las ovejas. Gracias a su fuerza, facilidad para ser entrenado y obediencia, son la raza preferida para muchos a la hora de realizar diversas tareas como: perro guardián, guía de ciegos, salvavidas, policía, bombero. Esto se debe al hecho que son perros sumamente inteligentes y que aprenden con suma rapidez.

Su olfato está desarrollado para rastreo y búsqueda. Su rapidez, valentía, audacia y elegancia los postula como uno de los mejores perros guardianes del hogar. Son tranquilos y compañeros.

Algunas otras razas que también sirven como perros de guardianes:

Pastor belga malinois

Terrier ruso negro

Mastín napolitano

Dogo de Burdeos

Gran pirineo

Pastor belga tervueren

Dogo del Tíbet

Pastor de Anatolia

Cuando se posee un perro guardián viene con un extra de responsabilidad. Todas las razas sirven como perros guardianes, pero estas razas en específico poseen por naturaleza tendencias más agresivas que los perros de otras razas no tan orientadas a la protección del hogar.

Son perros valientes y con grandes destrezas físicas. Con el fin de garantizar su bienestar y el de terceros, deben ser amaestrados y hacer que socialicen de manera correcta.