Para los amantes de los caninos, tener un perro es una de las mejores experiencias que pueden sucederles en su vida y ciertamente hay un perro para cada persona que esté dispuesta a brindarle su cariño a alguno de estos nobles animales. Sin embargo, es muy importante considerar que criar un perro conlleva una gran responsabilidad. Hay muchas cosas que nuestro perro necesitará a lo largo de su vida y una de ellas es una caseta para perros.

A continuación hablaremos sobre tipos de casetas ideales para tu perro considerando la raza, el peso y el tamaño de tu mascota.

Debemos saber que las casetas para perros son un complemento importante para aquellos perros que no duermen dentro de la casa, sino que se los tiene afuera quizás con la funciona de que cuiden de la casa y la protejan, por ello es muy importante que nuestra mascota tenga un fácil acceso a su caseta y que esta le sea cómoda y proteja en cualquier época del año, ya sea invierno o verano.

Entonces ¿Cómo saber que caseta elegir?

Primer paso a tener en cuenta, es el tamaño. El tamaño que elijamos para la caseta, está en relación con el tamaño de nuestro perro. Para esta debemos considerar que el perro debe poder entrar sin problema, estar de pie y dar una vuelta y acostarse. Si tu perro no puede hacer estas cuatro simples cosas dentro de la caseta, entonces la caseta no es la apropiada para su tamaño. También puede ocurrir que la caseta sea demasiado grande y que haya un espacio mucho mayor al que nuestro perro necesita, la desventaja de esto es que si el espacio es demasiado grande, es posible que durante las épocas de invierto nuestro perro sufra más el frio.

Para calcular la medida perfecta de caseta para nuestro perro, debemos conocer la altura y dimensiones de nuestra mascota. La caseta perfecta debe ser un 25% más alta que la altura de nuestra mascota.

Si no sabes la altura de tu perro, debes tomar medida desde sus patas delanteras hacia la cruz del lomo, así sabrás cuál es su altura. En relación a ese número, es cuando sacamos el 25% de la altura y lo sumamos para obtener la altura que debe tener la caseta.

Otra medida que hay que considerar es el del ancho de la caseta. Este ancho no debe ser inferior a la longitud de nuestra mascota sin incluir la cola. Es importante no comprar una caseta más estrecha debido a que esto significaría que el perro no podrá dar vueltas en ella para recostarse.

Finalmente hablaremos sobre el tamaño de la puerta. Aquí se aconseja que la puerta esté situada en un lateral de la caseta en lugar de que este en el medio como en muchas otras casetas sucede, de esta forma se evita mejor la entrada de viento frío.

En cuanto a la altura de la puerta, basta con que coincida con la altura del perro. De esta forma se evita que se escape el calor de adentro hacia afuera.

¿De qué material elijo la caseta para mi perro?

Actualmente las casetas más comunes que podemos encontrar para nuestra mascota, son fabricadas en base de madera, plástico o metal. Elegir el material para la caseta ideal es muy importante ya que estaremos buscando que logre proteger a nuestra mascota de la humedad, el frío y el calor. La elección que hagamos sobre el material dependerá mucho sobre el lugar en el que vivamos y si clima es más caluroso, seco, húmedo o frío.

Casetas de Madera

Las casetas cuya materia prima es la madera funcionan bien como aislante en su interior, sobre todo si la temperatura suele bajar repentinamente. Por supuesto que la madera debe estar curada, barnizada y tener los cuidados requeridos para que esta no se pudra ni se la coman los bichos. De esta forma podrá ser habitada por nuestra mascota. Además, son casetas muy resistentes.

Casetas de Plástico

Estas casetas hacen más simple la tarea de limpiarlas e incluso trasladarlas ya que no son casetas pesadas y son muy limpias. Además son resistentes ante la lluvia, por lo que tu perro estará seco si comienza a llover. Ten en cuenta que en las casetas de madera, puede llegar a filtrarse agua dentro a través de las ranuras de la madera si esta no está bien hecha o si no tiene un film protector en su techo.

Otra ventaja de las casetas de plástico es que protegen del viento, proporcionan sombra a tu mascota y son las más económicas. Sin embargo, si el clima en tu ciudad sufre de variaciones severas, este tipo de casetas no protegerán muy bien a tu perro del calor o del frío, ya que la temperatura dentro de la caseta será casi igual al del ambiente.

Casetas de Metal

Este tipo de material no se recomienda para ningún animal ya que no actúa como aislante de temperatura, de hecho en casos de grandes variaciones climáticas, lejos de proteger al animal de esa ola invernal o de calor, la temperatura dentro de la casita será peor que fuera de la misma.

Este tipo de casetas solo sirven para proteger a tu mascota del sol. Además son resistentes y duraderas. Fuera de eso, no son muy recomendables.

Espero que este articulo haya solventado tus dudas sobre qué tipo de casetas sería ideal para tu mascota. Recuerda hacerle más cómodo el estar en la caseta poniéndole algún almohadón para que el perro se sienta más cómodo acostándose dentro, y si tu perro tiene algún juguete, también ayudar que se lo dejes dentro para que entre en confianza cuando quieras presentarle la caseta por primera vez.

Suerte a la hora de elegir la caseta perfecta para tu amigo.